Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cataluña’

Ayer ganó el Barça 5-0 al Real Madrid (por si alguien todavía no se ha enterado). ¿Elecciones? ¿Qué elecciones? ¿Estatut? ¿Independencia? ¡Qué pronto se nos olvidan las cosas cuando media un buen partido de fútbol! Por cierto, ¡habrá algo más nacional que un derbi Barça-Madrid! Luego decimos…

En fín, ya lo decían los romanos: ad populum panem et circenses

PD. Como una imagen vale más de mil palabras, después de una campaña electoral y de todo un año de jaleos y ruidos independentistas, me gustaría que se vieran las alineaciones de los dos equipos que se enfrentaron. Más de la mitad de la selección española entre uno y otro… ¿De verdad queremos selecciones diferentes, Ligas diferentes…? Entonces, ¿somos todos una Nación o no? ¿O para el fútbol sí y para otras cosas no? A las duras y a las maduras, me decían cuando era chico.

Anuncios

Read Full Post »

Hace unos meses participaba en un interesante debate que se organizó aquí en Sevilla para inaugurar el Club de Debate “de iuris” de la Facultad de Derecho de la Universidad hispalense bajo el título: Toros, ¿cultura o tortura? Hoy, en el día en que el Parlamento catalán ha decidido prohibir la celebración de este espectáculo en su territorio autonómico, creo que es interesante reproducir aquí algunas de las reflexiones que en su momento hice para tratar de argumentar la ilegitimidad de la prohibición de nuestra Fiesta Nacional.

Un par de cuestiones previas. En el presente artículo cuando me refiera a ilegitimidad lo haré en un sentido más puramente “ético” que estrictamente jurídico. En una democracia se asume con carácter general que toda medida legal es per se legítima. Siendo esto cierto, yo voy a contraponer “legalidad” a “legitimidad”, en el sentido de considerar que puede haber medidas que aun cuando hayan sido aprobadas conforme a los procedimientos democráticos correspondientes, sin embargo pueden ser sentidas por un sector de la población como ilegítimas por vulnerar su escala de valores éticos –que en el fondo informan al Derecho-. Así, por ejemplo, la nueva ley del aborto puede resultar constitucional, pero un grupo de población sin embargo puede entenderla ilegítima y, en consecuencia, justamente ejercer su derecho a criticarla. De igual forma, en nuestro caso no voy a discutir la constitucionalidad de la ley, pero sí que trataré de poner de manifiesto su ilegitimidad por vulnerar un principio básico: la libertad. Y, como he señalado ya en alguna otra ocasión, asumo aquí esa visión de la libertad en sentido “negativo”, es decir, como el espacio exento a la intervención del poder político. Ese espacio en el que ni siquiera la mayoría democrática debe entrar a regular. Extiendo así las teorías de la libertad negativa de autores como Berlin o Constant a estos problemas de “excesos regulativos” que con tanta preocupación se vienen observando en nuestras democracias actuales (a este respecto léase la obra de Charles Fried “la liberad moderna y los límites del Gobierno”). (más…)

Read Full Post »

Apuntes sobre Cataluña y España” es como han llamado al artículo que hoy han firmado conjuntamente nuestra Ministra de Defensa y el ExPresidente González. Un artículo que, si bien podía esperar de la Ministra Chacón, feligrés del maestre Zapatero; no me esperaba de Felipe González. No esperaba del exPresidente del Gobierno que entrara a este juego.

Dicen que “España es una Nación de naciones”. Pues bien, si queremos entender por “nación” lo que dice nuestro Diccionario de la Real Academia en su tercera acepción: “Conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común”; ningún problema entonces en asumir que Cataluña es tal. Ahora bien, para que no haya dudas, lo único que se estaría admitiendo, que fue lo que se fijó constitucionalmente, era que en España había naciones culturales. Ahora, de ahí a reconocer entonces que se trata de una nación política o jurídica, ya nos ha dejado claro el Tribunal Constitucional, en recta interpretación de nuestra Carta Magna, que no ha lugar. (más…)

Read Full Post »

Habiendo sido hace unos días el “debate sobre el estado de la Nación”, se esperaría que ahora viniera a hacer un comentario sobre el mismo. Pues bien, siento decepcionar a quien así lo esperara pero no lo voy a hacer, y me justifico por ello. No hay más razón que el hecho de que no me dio la gana de verlo. Tuve incluso la tentación; aún más, llegué a encender la televisión… Pero, la verdad, cuando vi el “ruedo” parlamentario, me entró tal desazón que rápidamente corregí mi impulso visceral y apagué el televisor.

Pues sí, para mí, que me considero un amante de la política, aquellos de los que Aristóteles llamaba zoon politikon, ver nuestro “debate sobre el estado de la Nación” era una “querencia natural”; aunque este año me pudo el desafecto. El desafecto hacia una clase política que no tiene credibilidad alguna y de la cual no podía esperar que dijera nada interesante más allá del “y tú más” que escuchamos todos los días. Para eso, para oír lo de siempre, prefiero emplear mi tiempo leyendo los debates entre Ortega y Azaña, que nos reseñaba mi buen amigo Josemi, los cuales tristemente reproducen problemas todavía actuales, aunque por lo menos en aquellos tiempos eran tratados con altura e inteligencia por políticos, que eran, antes que eso, humanistas e intelectuales. Así, prefiero igualmente emplear mi tiempo mejorando el inglés, para poder disfrutar de un verdadero y serio debate político escuchando el “debate sobre el estado de la Unión” norteamericano, el de aquellos del Burger King, pero que en esto de política, democracia y respeto a la Constitución, nos llevan unos cuantos siglos de adelanto. (más…)

Read Full Post »

Habemus constituionalis dictum. Por fin el pasado 28 de junio el Tribunal Constitucional dio a conocer su fallo sobre el Estatuto de autonomía catalán declarando, después de cuatro años, la inconstitucionalidad radical de catorce preceptos y otro amplio grupo que deberá ser reinterpretado. En definitiva, como titulaba una noticia de ABC, el Constitucional definitivamente ha “purgado” el Estatuto. Ahora toca entonces hacer alguna reflexión acerca de esa purga. No obstante, sin conocer todavía el texto completo de la sentencia, no podemos hacer un análisis técnico de la misma y valorar el mayor o menor acierto que haya tenido nuestro Tribunal. Sin embargo, sí que podemos, y es conveniente, que hagamos algunas consideraciones sobre todo el contexto que ha envuelto esta sentencia y las distintas reacciones que se están produciendo tras la misma. (más…)

Read Full Post »

Así han “intitulado” al último escrito, manifiesto o panfleto que han horneado los grupos catalanistas: “el dilema del español“.

La lógica del manifiesto es aplastante. Parten del derecho de los catalanes, más bien ellos hablan directamente del “derecho colectivo” de autogobierno de “Cataluña”. El matiz es importante. Y es que, como sostuve cuando me referí a la ordenación del pluralismo lingüístico, los nacionalistas catalanes en realidad no se preocupan por el individuo, sino que apelan a un ente abstracto, etéreo, la “Nación”, Cataluña. Esto empieza ya a oler mal, aunque en principio la diferencia pueda parecer inocente. Me explico. Desde el origen del Estado (moderno), asumimos la existencia de un poder político supremo que es el rector de la sociedad y a éste lo calificamos como soberano. El soberano, en el Antiguo Régimen, era el Monarca. Con las primeras constituciones liberales, se logró que la soberanía pasara a residir entonces en ese ente que era conocido como la Nación. Sin embargo, la Nación al ser un ente etéreo, resultaba entonces que no todos los individuos integrados en la misma tenían por qué tener derechos de participación política. Sólo aquellos que mantuvieran una identidad cultural, expresada en ocasiones a través de unos requisitos de capacitación educativa, o que tuvieran unos especiales vínculos con esa Nación, normalmente puestos de manifiesto en la exigencia de unas capacidades económicas; podían ejercer los derechos políticos. Sólo estos eran considerados como ciudadanos. Lógicamente, esta soberanía nacional se quedaba corta y, por ello, se luchó entonces hasta alcanzar la soberanía popular. Es el pueblo, son los individuos, aquellos que asumen ese poder último de la sociedad. Bien, ahora estos nacionalistas, tan preocupados por rescatar derechos históricos, parece entonces que también gustan de afirmar estas viejas categorías como fórmulas de soberanía. ¿En su hipotética nación catalana podrán entonces votar todos los que allí estén avecindados o se les exigirá también una inmersión cultural y probar el excelso dominio de la lengua de la Nación? (más…)

Read Full Post »

ABC ha promovido la firma de un manifiesto “Por la libertad de ir a los toros“, el cual yo he suscrito, aportando la siguiente reflexión que va más allá de mi gusto por la Fiesta Nacional, que puede o no ser compartido:

La Fiesta de los Toros forma parte de nuestro patrimonio cultural y es una excelsa expresión de arte y tradición, digna de reconocimiento y tutela por los poderes públicos y de respeto por la ciudadanía.

El intento de su prohibición no supone más que una actuación exorbitante de un Parlamento autonómico que quiere imponer por vía legal el modelo de buen nacionalista, diluyendo al individuo como mero integrante de una comunidad nacional.

Ésta, junto con otras medidas como aquellas que pretenden imponer una inmersión lingüística, suponen una grave agresión a la libertad individual, un atentado contra la libertad negativa tal y como la definieron Berlin o Constant, la libertad de quedar inmunes a la acción del gobierno, la libertad para poder buscar nuestra felicidad sin obstáculos. Ser libres no es sólo tener derecho a participar políticamente, sino también poder mantener un ámbito de actuación para el desarrollo personal exento de intromisiones por parte de terceros o de otros poderes. Olvidar esto, ha llevado históricamente a las mayores tiranías.

Frente a políticas que pretenden que los ciudadanos no son más que “sangre de su tierra”, yo vengo aquí a proclamar la dignidad humana y la libertad como valores superiores.

Germán T.

Read Full Post »

Older Posts »