Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Zapatero’

Cada día me doy cuenta de cuánto me queda por aprender y de la cantidad de elevados pensamientos que soy incapaz de comprender.

Comento esto a colación de los derroteros tomados, durante la última semana, por el entretenimiento político. Éste ha girado en torno a la reducción de la velocidad máxima en autovías y autopistas. Yo, por mi parte, a pesar de la cantidad de información que circula por la Red, no me atrevo todavía a pronunciarme sobra la idoneidad de la medida (y como tal me comprometo a no hacer escarnio si luego fracasa); sin embargo, no deja de llamarme la atención ciertas declaraciones sobre las bondades de la misma.

Dice el presidente del Gobierno, entre otras cosas, que la medida salva vidas, ahorra y contamina menos. He aquí el momento en el que mis sinapsis se colapsan. ¿Por qué si el beneficio es tan evidente, tal argumentación se acompaña del deseo manifiesto de que dure “el menor tiempo posible”?

A bote pronto se me ocurren varias respuestas:

1.- El bienpensado: Se conocen mejores medidas para el ahorro, pero ninguna tan inmediata como ésta y, dadas las circunstancias, hay que actuar ya. Más adelante se plantearán el resto de acciones.

Me decantaría abiertamente por tal idea en caso de que ésta fuese la primera de un paquete más amplio de intervenciones. Me trago mis palabras (el Gobierno presenta su plan).

2.- El no tan bien pensado: Los sucesos del norte de África nos han pillado en mantillas y vamos a intentar paliar su efecto de alguna manera.

3.- El malpensado: El típico caso de un político que presenta una medida sacada de la chistera, que no se cree ni por asomo y con cuya improvisada defensa deja las vergüenzas de la misma al aire.

Se aceptan aportaciones.

Anuncios

Read Full Post »

El País dedica hoy su editorial, y con razón, al “embrollo húngaro”, cuyo Gobierno pretende imponer la censura de prensa con la que ha sido denominada como “Ley mordaza”. En ABC Herman Tertsch también dedica un artículo a la misma afirmado que con esta Ley se nos está atacando a todos los europeos.

Comparto la preocupación ante la aprobación de este tipo de leyes poco respetuosas con los principios y valores democráticos y con los derechos fundamentales proclamados en el marco de la Unión Europea. La ampliación de la Unión hacia los países del este está conllevando notables desajustes y me preocupa ver la deriva de algunos de los mismos. Es cierto que cuando España ingresó en la Unión Europea su situación económica era precaria, pero al menos en España había una alta dosis de ilusión europeísta y un extraordinario anhelo democrático; algo que parece faltar en los países de reciente ingreso comunitario y que permite situaciones como la que ahora se vive con la presidencia húngara –o como ocurrió con las advertencias que igualmente hubo que lanzar a Polonia-.

En concreto, tal y como relata El País, lo que ha hecho el Gobierno húngaro ha sido aprobar una Ley por la cual se “ha creado un organismo -Autoridad Nacional sobre los Medios y las Comunicaciones- con poderes para imponer multas de más de 700.000 euros a periódicos o portales que publiquen información parcial u ofensiva para “la dignidad humana”, container tan elástico que puede encajarlo todo”.

Pues bien, hecha la crítica al Gobierno húngaro, tendríamos entonces que mirarnos la paja en nuestro propio ojo; porque, guardando las distancias –que es cierto que existen-, debiéramos analizar honradamente nuestra legislación al respecto.

Así, en España la reciente Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual, sanciona administrativamente conductas como “la emisión de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación…” o “la emisión de comunicaciones comerciales que vulneren la dignidad humana o utilicen la imagen de la mujer con carácter vejatorio o discriminatorio” (art. 57). Claro ejemplo de tipificación como ilícito administrativo de determinadas conductas que suponen, prima facie, el ejercicio de las libertades de expresión e información. ¿Nos suena esto a algo? Una Autoridad Nacional que tiene poder para imponer sanciones (multas) de elevada cuantías a medios de información (audiovisual) que publiquen información ofensiva para la “dignidad humana”. Eso es lo que permite nuestra Ley General de la Comunicación audiovisual… (y si no que se lo digan a Intereconomía a la que el Ministerio de Industria sancionó por publicar un vídeo autopromocional que fue estimado que denigraba a los homosexuales). A todo lo cual podemos añadir también la Ley Sinde que, como ya he dicho en este foro, en mi opinión usurpa competencias estrictamente jurisdiccionales a favor de la Administración.

El ejercicio de la libertad de expresión y de información tiene límites, pero determinar los mismos y sancionar a quienes se excedieran era algo que creo que debe quedar reservado a los jueces y tribunales. Ahora, sin embargo, comprobamos como se impone una legislación en la que el Gobierno trata de arrogarse cada vez mayores competencias para controlar estas libertades tan íntimas y sensibles. Esta dinámica ha saltado las alarmas cuando ha nacido de manos del Gobierno húngaro, la imposición de la “ley mordaza”; ahora, aunque salvemos las distancias, repito que nos miremos a nuestro ojo y veamos a ver si nosotros no estamos también jugando de forma parecida…

Germán T.

Read Full Post »

Dice el Gobierno que persisten las causas que justificaron la declaración del estado de alarma y por ello pide, y así lo ha autorizado el Parlamento, que se prorrogue el mismo. En mi opinión en toda esta situación lo que debe causarnos verdadera alarma es que nuevamente los políticos, y en particular el Gobierno, hagan de su capa un sayo haciendo juegos malabares con nuestra Constitución, al utilizar este recurso de excepción de una forma que muy dudosamente es admisible por nuestra Norma Fundamental. A lo largo de estos últimos años hemos dado un gran paso atrás constitucionalmente hablando. Parece como si nuestra Constitución hubiera perdido en buena medida su fuerza normativa y vinculante, su esencia como límite al poder político, y se ha convertido en un trapo con el que juegan los políticos a su gusto, bajo la mirada de un desprestigiado Tribunal Constitucional que debiera ser justo el garante de que esto no sucediera. Lo que habría que declarar es un estado de excepción constitucional ante el disloque del “funcionamiento de las instituciones democráticas”.

La aprobación del Estatuto de autonomía catalán, que manifiestamente constituía una carga de profundidad contra nuestro marco constitucional; declaraciones de responsables políticos autonómicos declarándose insumisos contra leyes que no les gustan –Ley del aborto, educación para la ciudadanía…- o contra decisiones judiciales –como ocurrió antes de la sentencia sobre el Estatuto catalán-; son ejemplos de este disloque institucional que vive nuestro Estado. A ello podemos añadir la contaminación partidista de instituciones y órganos “independientes”, como la Fiscalía o el propio Constitucional; o el nefasto fenómeno de la corrupción que baña numerosos ayuntamientos. A esta lista de azotes sobre el “normal funcionamiento de las instituciones democráticas”, que tristemente no resulta exhaustiva ya que serían muchas más las notas que podríamos añadir a ella, sumamos ahora el uso ad libitum por el Gobierno del estado de alarma, fuera en mi opinión de los límites y supuestos admitidos constitucionalmente. (más…)

Read Full Post »

Desde hace tiempo, vengo recordando aquella noche electoral del 14 de marzo de 2004, que como la mayoría de los españoles viví intensamente. Me faltaban unos meses para cumplir los 18 años, por lo que no pude votar, y me encontraba en la recta final de mis estudios de bachiller. Pues bien, creo que muchos recordaremos la frase de aquella fecha, la cual puede rememorarse al final del siguiente vídeo: “el poder no me va a cambiar”.

 

Poco después, el mismo día que su primer Gobierno prometía el cargo, anunció la retirada de las tropas de Irak con estas palabras:

Estas circunstancias me han llevado a la decisión de ordenar el
regreso de nuestros soldados con la máxima seguridad y, por
consiguiente, con el menor tiempo posible. Esta decisión responde,
antes que nada, a mi voluntad de hacer honor a la palabra dada
hace más de un año a los españoles.

El Gobierno, animado por las más hondas convicciones
democráticas, no quiere, no puede y no va a actuar en contra ni de
espaldas a la voluntad de los españoles. Esta es su principal
obligación y es también su principal compromiso.

 

Sin embargo, hoy nos encontramos con lo siguientes titulares:

CASO JOSÉ COUSO

“Los ministros españoles trabajan para que no prosperen las órdenes de detención”

ÚLTIMAS MEDIDAS CONTRA LA CRISIS

” Zapatero anuncia privatizaciones y ayudas a pymes”

“Fin de la ayuda a los parados”

 

Los palmeros celebran las reacciones de la Bolsa y las muestran como argumento para respaldar las medidas económicas; ya sacarán las ideas y los principios del cajón cuando gobiernen los otros. De lo primero no se atreven a decir nada.

 

Read Full Post »

De sobredosis de estulticia política va a terminar colapsándose nuestro querido país como las cosas sigan así. El otro día dije que se estaba cultivando una “política de hormonas”, pues la verdad es que creo que me quedé muy corto viendo la “caliente” campaña electoral catalana (incluido top less de Carmen de Mairena en la Universidad). Yo creo que podemos hablar ya casi de “pornografía política”, en sentido literal pero también literario –porque desde luego resulta obsceno escuchar o ver a nuestros políticos que ofenden ya al mínimo pudor intelectual o crítico-. Como sigan así las cosas veo que nuestros partidos terminan copiando la campaña de una discoteca valenciana, que para animar al público reparte a las chicas vibradores y pilas a los hombres: “si eres chica, vas a vibrar; si eres chico, ponte las pilas”. Yo les diría a los políticos: “si eres político, ponte las pilas; o si no,  te “botamos”.

Mientras tanto, parece que el Financial Times pronostica el macrorrescate de España para el primer trimestre de 2011 –lo que se puede llevar por delante el euro-; la capital del Reino –o de lo que queda-, en bancarrota y sus proveedores con el agua al cuello; Marruecos riéndose de España mientras viola impunemente a nuestros hermanos saharauis –ojo al parche que el Rey de Marruecos no da una puntada sin hilo y al tiempo que el Gobierno nuestro se baja los pantalones y le baila el agua, veremos a ver si el otro no se toma la confianza y la siguiente es Ceuta y Melila-; y en Madrid se convocan una veintena de manifestaciones de ultraderechas para conmemorar la muerte de Franco, pero en el otro extremo nos encontramos a los que se dedican a pedir que hay que dinamitar la cruz del Valle de los Caídos. A lo que unir el desprestigio de todo el sistema institucional, y particularmente la Justicia –y medio a salvo todavía la Corona-, que se ha visto salpicado por el empozoñamiento político y los juegos constitucionales de nuestro Presidente; y el desmembramiento del Reino, tras una  política territorial -y electoral- cuyos efectos ahora empezamos a ver: radicalización de los partidos nacionalistas; más extremismos, menos solidaridad; estereotipos e insultos entre autonomías. En definitiva: un clima de enfrentamiento y polarización social, y de inseguridad económica y jurídica. Lo que ocurre, por cierto, cuando uno se dedica a estar agitando los bajos sentimientos, las vísceras de grupos radicales, que al final provocan que todos terminen escorados en extremos: feminazis, ultras anti y pro católicos, nacionalistas españolistas y autonomistas… (más…)

Read Full Post »


TERCERA

El mesianismo autístico de ZP

POR JOSÉ MARÍA CARRASCAL – ABC – Día 18/11/2010

¿QUÉ tiene La Moncloa que acaba con la salud psíquica de sus inquilinos? El único que salió de ella relativamente normal fue Leopoldo Calvo Sotelo, y no sabemos si atribuirlo a su corta estancia o a ser un hombre de sólida formación intelectual, ausente en el resto. González acabó mal, Aznar peor, y Zapatero lleva camino de batir el récord. Tanto es así que, a diferencia de sus antecesores, puede acabar también con el país. Aunque, más que de un «síndrome de La Moncloa», puede tratarse de un problema de personalidad.

¿Quién es este hombre que nos gobierna, joven, atractivo, simpático, maestro del regate corto y excelente polemista? Sobre él han corrido ríos de tinta y vertido las más distintas opiniones. La última, considerarle un Maquiavelo autóctono, lo que advierte de lo poco que sabemos de Maquiavelo, ya que su «Príncipe» nunca hubiese llevado a su reino al calamitoso estado en que se encuentra el nuestro. Solo en el sentido más peyorativo que aquí le damos —el de alguien «sin palabra mala ni obra buena»— puede aplicársele, pues Maquiavelo, como Gracián en su «Héroe», intentó reflejar un verdadero hombre de Estado, algo muy lejos de nuestro actual presidente del Gobierno. (más…)

Read Full Post »

Siento titular este artículo de una forma que puede resultar un tanto soez, pero sinceramente me lo pide el corazón después de seguir varios días atento a las noticas que escapan desde El Aaiún y ver ahora que nuestro Presidente salta con que ante esta “crisis” se debe dar prioridad a las relaciones con Marruecos.

Si ya en mi opinión le quedaba a Zapatero poco de socialista, ya con esto acaba de sentenciarse. El socialismo que nace con el espíritu de asistir a los más necesitados en la sociedad, a aquellos proletarios industriales que estaban padeciendo la inhumanidad de un desarrollo industrial exacerbado e incontrolado; el socialismo por tanto de los individuos y de los derechos sociales; el socialismo ilustrado, que busca mover la sociedad con los valores de la justicia social pero también con la libertad de las personas; se caricaturiza con un presidente como éste. Después de haber dinamitado internamente nuestro país, no contento con ello está dispuesto a desechar la poca dignidad exterior que pudiera quedarnos, pero eso sí, en pro del “interés de España”. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »